CÓDIGO OCULTO

Ambientada en la Rusia contemporánea, ‘Código Oculto’ presenta el mundo voraz de las campañas de publicidad y mercadotecnia llevado a situaciones extremas a manera de sátira o crítica social. Los enfrentamientos entre ideologías de corporaciones rivales y la lucha por dominar los hábitos de la sociedad manipulando la mente del consumidor, son imaginados mediante escenas surrealistas con entidades gigantescas que aparecen por toda la ciudad.

Se muestra el origen del marketing con la propaganda utilizada por los líderes del comunismo en la Unión Soviética del siglo XX. Más adelante, las técnicas de persuasión masiva para establecer –luego descalificar y reimplantar– nuevos estándares de belleza en los mercados de países en desarrollo durante el siglo XXI, cada vez por medios más violentos a la par que los valores éticos y morales del mundo avanzan hacia un futuro distópico. Por último, un breve vistazo a cómo sería un mundo sin anuncios.

 
El tema central que observamos en la película es el uso de imágenes publicitarias en los medios de comunicación modernos para vender un producto. Identificamos la aplicación de un modelo cíclico que instaura en el público los estereotipos de un estilo de vida idealizado y, en cuanto sus características se vuelven obsoletas o entran en conflicto con la respuesta que se percibe de los compradores, estos patrones pasan a ser desacreditados e invalidados; todo como parte de una estrategia de las mismas agencias, para lanzar y adaptar a la gente a nuevas tendencias.


Distinguimos los elementos relacionados entre publicidad/contrapublicidad, a través de discursos retóricos empleados por las cadenas de comida rápida y reality shows especializados en conceptos de autoestima y autoimagen, así como los cambios de imagen –makeover–, que además tienen como objetivo construir un concepto de estética socialmente aceptado y una opinión generalizada sobre las problemáticas de obesidad.

 

 
Podemos investigar más a fondo el impacto que han tenido programas de televisión como ‘The Swan’, dedicados a las transformaciones extremas mediante cirugías plásticas buscando que las participantes cumplan el sueño impuesto de parecerse cada vez menos a ellas y más a un prototipo. Contrastando con los testimonios en retrospectiva, las críticas negativas y la indignación común que el show provocó, están los millones de espectadores que elevaron su rating.

 
Reflexionando en torno al futuro de la mercadotecnia, tenemos el documental ‘Holy Chicken!’, que funciona como una continuación a ‘Súper Engórdame’ (Super Size Me), siendo el primero una crítica directa al nulo valor nutricional de las hamburguesas de McDonald’s y el riesgo de adoptarlo como hábitos de dieta, esta segunda parte expone las verdades ocultas detrás de las campañas de publicidad en la era de la responsabilidad social y lo políticamente correcto. Presenciamos la creación de un restaurante que aborda con sarcasmo y cinismo los conceptos tanto de sustentabilidad como de conciencia animal y salud alimentaria, para demostrar que estas campañas pueden ser no más que una falacia y, que incluso al presentar esta información abiertamente ante los clientes, no afectará la decisión final de continuar consumiendo.
 

 
Encontramos el caso real de una ciudad libre de anuncios en São Paulo, Brasil. En 2006 se lanzó una iniciativa conocida como “Ciudad Limpia”, para eliminar la saturación de anuncios espectaculares en las calles y combatir la crisis de contaminación visual. Además, se generó una propuesta iconográfica para los señalamientos de negocios particulares en el espacio público.

 
 ¿Cuál será el futuro de la publicidad en el curso actual de nuestra sociedad?
 

Título: Código Oculto (Branded)
Dirección:
Jamie Bradshaw, Aleksandr Dulerayn
Guion:
Jamie Bradshaw, Aleksandr Dulerayn
País: Rusia / Estados Unidos
Año:
2012