Ir al contenido principal

INTERACTUANDO CON OBRAS VIRTUALES

¿Has explorado mundos virtuales además de los videojuegos?


En sus ambientes narrativos, la artista virtual Bryn Oh -anónima en su identidad real- utiliza las plataformas de realidad virtual como Second Life y Sansar para crear obras inmersivas en las que el espectador participa activamente recorriendo las superficies e interactuando en la manera como se van desenvolviendo las historias. La interfaz es similar a la de un videojuego, pero no hay un objetivo determinado ni una programación fija, se le otorga al usuario la libertad de habitar esos espacios con la mayor sensación de realidad posible.



‘Manos’






Con una pintura el artista puede mantener tu atención sutilmente con ciertas técnicas, pero se enfrenta a muchas distracciones. En el cine las luces se apagan, cada escena tiene su composición, sonido envolvente, una narrativa cautivante y una pantalla que bloquea tu visión periférica, pero siempre hay algo que te recuerda que no estás dentro de la película, sino viendo una película.

El objetivo de un artista inmersivo es eliminar tantas distracciones como sea posible. El espectador de un ambiente virtual se convierte en un participante activo, no hay una sola dirección en la imagen para ir siguiendo y somos parte de una historia interactiva, no un observador pasivo. Estamos habitando la obra en 360° gracias a los sets y dispositivos de realidad virtual.

Estás en una obra sin fin, puedes moverte en cualquier dirección sin un objetivo específico y esa libertad lo hace sentir real. Estos son los pasos hacia un nuevo movimiento artístico, el Inmersivismo.
Bryn Oh, York University 2020


Explora obras artísticas realizadas en mundos virtuales, ya sean ambientes inmersivos, instalaciones, esculturas o performances.
Si no te son accesibles, puedes encontrar machinimas, representaciones en video creadas dentro de las mismas plataformas.



brynoh.blogspot.com